Inicio / Centro de Prensa / Noticias

85 años de la Educación Inicial en el Perú

Por: Miriam Laguna, Especialista de Educación - World Vision Perú

El desarrollo del potencial de las niñas y los niños de 0 a 5 años es un imperativo para las familias, comunidades y sociedades que apuntan a un mayor bienestar. Por ello World Vision Peru se suma a la celebración de los 85 años de la Educación Inicial en el país.

El primer nivel de la educación inicial en el Perú está estructurado en dos ciclos:  de 0 a 2 años y  de 3 a 5 años. En el ciclo 1 se promueve que un adulto, principalmente alguno su familia acompañe la iniciativa natural del niño por conocer el mundo que lo rodea. Pero el acceso a servicios o programas educativos en esta etapa en que se establecen las bases del desarrollo es de sólo el 10%, en que desde el Ministerio de Educación (MINEDU) se llega a aproximadamente 87 mil niñas y niños[1] y desde el Ministerio de Desarrollo en Inclusión Social (MIDIS)  a 135 mil[2], revelando la limitación del Estado por atender a esta población clave para su desarrollo sostenido.

Desde la educación inicial, se espera que los niños de 3 a 5 años desarrollen todo su potencial desde sus propios intereses, investigando su entorno, comunicándose y construyendo su identidad. El acceso en esta etapa se ha incrementado positivamente en los últimos años, alcanzando por ejemplo durante el segundo trimestre del 2015 una asistencia del 85% a nivel nacional[3].  

Si bien la tendencia de acceso es positiva para niños mayores de 3 años para el logro de las metas nacionales que sí contemplan este ciclo pero no el previo; se estima que lamentablemente sólo un tercio de los niños accede a servicios de calidad[4]. Por esta razón con la finalidad de mejorar las oportunidades para que los niños desarrollen sus habilidades, el 2015 en las 6 regiones en las que World Vision Peru interviene, colaboró con 252 Instituciones Educativas iniciales, 126 PRONOEIS, 109 programas de Cuna Más, desarrollando acciones de fortalecimiento de la competencia docente, empoderando a la familia en su rol de cuidado e implementado espacios lúdicos.

Los primeros niveles de la educación básica regular son de sustancial importancia no sólo por la etapa del desarrollo del niño, sino porque involucra directamente a la familia, teniendo la oportunidad de orientar y moldear las prácticas de cuidado para acompañar al niño a lo largo de la vida.

World Vision Perú enfatiza el rol de la familia como primeros educadores y de la comunidad como red de soporte para el cuidado del infante, es así que en el 2015 se implementaron programas y talleres sobre: Desarrollo de habilidades comunicativas beneficiando a 10,780 familias y 213 comunidades; Adquisición de prácticas de cuidado y atención temprana con 25,271 familias y 629 comunidades, además de acciones de animación a la lectura y elaboración de materiales lúdicos, entre otros, considerando las capacidades del niño y el contexto en el que está inmerso. 

La sensibilización de la comunidad para que se vislumbre como parte responsable de la educación en los primeros años de vida es fundamental, pero no solamente desde su rol como red soporte social para el cuidado de los infantes, sino también desde un rol de vigilancia de una educación inicial de calidad, pues si los niños acceden es para aprender, requiriendo de docentes competentes con un conocimiento agudo de la especificidad de esta etapa de la vida. De este modo World Vision Peru, celebra que la educación inicial pueda ser el punto de coincidencia y articulación de los diversos actores y sistemas alrededor del niño, en que la familia, la comunidad y las instituciones reconocen que “para educar a un niño hace falta toda una tribu[5]”.

 

[1] Censo Escolar 2014.MINEDU

[2] Informe 2015 de Cuna Más. MIDIS

[3] Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), 2015.

[4] Evaluación de la calidad de los servicios, realizada por el propio Ministerio de Educación a fines del año pasado

[5] Proverbio africano


Comentarios en facebook ()