Efectos de la ternura en la vida del niño

La ausencia de violencia como base para criar personas felices

¿Qué es para ti la ternura? ¿Cuáles crees que son los efectos de la ternura en la crianza de los hijos? ¿Estas interesado en conocer los efectos de la ternura en la vida de los niños? Sigue leyendo.

via GIPHY

La ternura es un poder suave, cuya influencia es profunda y duradera, que permanece a lo largo de toda la vida de una persona. Criar con ternura es eliminar de las prácticas de crianza el concepto de disciplina o castigo y reemplazarlo con el de guía y cuidado.

 

Efectos de la ternura en la vida de los niños

Las investigaciones científicas afirman que las manifestaciones persistentes de ternura y la ausencia de violencia en la crianza proveen grandes probabilidades de que las niñas y los niños así criados sean personas felices, con mucha paz, seguras de sí mismas y excelentes relaciones con los demás.

Por el contrario, una crianza con violencia o con castigo físico genera altas probabilidades de que los niños y las niñas criados bajo ese modelo sean personas hostiles, inseguras, con problemas de aprendizaje y dependientes.

 

Efectos de la ternura desde el nacimiento

Se ha comprobado que las niñas y los niños que crecen sin recibir caricias, mimos, atención, diálogo pierden peso, su sistema inmunológico se quiebra, se enferman e incluso mueren, aunque tengan la mejor alimentación del mundo y los mejores cuidados de salud. Sin ternura nadie vive y, si vive, no desarrolla todas sus potencialidades humanas; se coarta todo el desarrollo humano.

 

 

Efectos de la ternura en los primeros años de vida

Si una niña o un niño, recibe ternura, atención esmerada y una respuesta cariñosa a sus necesidades, de forma constante y cotidiana, de la persona que lo cuida, esta niña o este niño, cuando crece, tiene altas probabilidades de llegar a ser una persona feliz: es decir, con buen rendimiento académico y con gracia en sus relaciones con las demás personas, capaz de resolver sus problemas por sí misma y sabia para pedir ayuda cuando la necesita, es amistosa, muy agradable y constante en el logro de sus metas.

 

En cambio, cuando a los niños y las niñas los crían con frialdad y distancia, se convierten en personas insatisfechas: les cuesta relacionarse con las demás, son maliciosas, no les da pena tratar mal a otras personas y no saben pedir ayuda cuando la necesitan.

 

Efectos de la ternura en la niñez y adolescencia

Los niños y las niñas criados con vínculos de cariño, ternura y seguridad de forma permanente y cotidiana, al llegar a la adolescencia, tienen muy bajas probabilidades de involucrarse en problemas como la drogadicción o el embarazo prematuro. En cambio, quienes reciben una crianza con frialdad o con muestras confusas de cariño mezcladas con violencia se vuelven más propensos a enredarse en este tipo de problemáticas.

 

Efectos de la ternura en la adultez

Sin ternura en la niñez, se elevan las probabilidades de que las personas enfrenten inseguridad, desconfianza, temores, desprecio por la vida, incapacidad para establecer relaciones humanas afectuosas, amargura, resentimientos y alta frustración frente al fracaso.

Así, se llega a la conclusión de que para vivir plenamente resulta indispensable la plenitud de ternura, y mejor si la obtenemos en grandes dosis desde los primeros años de vida.

World Vision promueve escuelas de ternura y son los Amigos Solidarios los que ayudan a implementarlas. ¿Te gustaría ser parte?

 


Comentarios en facebook ()