Inicio / Centro de Prensa / Historias y Testimonios

Desarrollo sin invertir más dinero

Desarrollo sin invertir más dinero

A través de la permacultura, las familias más pobres pueden mejorar su nutrición, producción agrícola y generar ingresos sin necesidad de invertir más dinero. Esta práctica consiste en aprovechar la energia humana, solar, hídrica y eólica en los sistemas de producción.

Cascani, es una comunidad cuzqueña con una geografía particular. Las casas se ubican en las laderas de los cerros donde los niños, suben y bajan rápidamente sin resbalar pues han desarrollado la habilidad de recorrer estos caminos dominando el equilibrio.

En una de las casas de Cascani a más de 3,900 metros sobre el nivel del mar, vive Ciro Palomino (30), quien junto a su esposa y dos hijos colaboran para mantener su hogar limpio y ordenado, una huerta llena de hortalizas y más de 40 cuyes saludables. Pero no siempre fue así.

“He ido aprendiendo que es necesario separar nuestros animales de la cocina, porque sino nos contaminamos. Ahora sé que la carne de cuy tiene muchas vitaminas para mis hijos, por eso estoy criando, antes tampoco no me dedicaba a cultivar hortalizas, pero en las capacitaciones he aprendido que las hortalizas también son muy buenas para la salud de los niños”, comenta Ciro.

El cambio empezó en la vida de Ciro, después a su familia y ahora él es uno de los voluntarios que motiva a sus vecinos para mejorar su ambiente.

La situación

En muchas comunidades rurales del Perú la agricultura y ganadería son actividades económicas que por su escasa producción sólo ayuda a subsistir a las familias. A pesar de las arduas horas de trabajo que invierten en sus chacras, difícilmente logran mejorar su situación, pues la agricultura se ha convertido en una actividad de alto riesgo en la zona debido a los factores climáticos, escasez de agua, falta de infraestructura y suelos empobrecidos.

La ganadería también se ve afectada, pues la crianza de animales es deficiente al carecer de un manejo sanitario adecuado, lo cual produce enfermedades parasitarias que incrementan la mortalidad.

En este contexto, la demanda para mejorar la calidad de vida de las familias está íntimamente ligada con el mejoramiento de su producción.

Agricultura ecológica sostenible

El proyecto permacultura se inició en el año 2001 en comunidades de Lamay, y en el año 2006 en Kanas, dos localidades de Cusco. El objetivo principal es mejorar la nutrición de los niños menores de tres años a partir del mejoramiento de las capacidades productivas y comercialización de sus familias.

 

La permacultura es una alternativa para practicar la ecología y propiciar la sostenibilidad del ambiente, incluso en situaciones adversas tales como la falta de agua, erosión del suelo y pequeñas parcelas de tierra, mediante el diseño y el uso apropiado de las infraestructuras y recursos.


Comentarios en facebook ()