Inicio / Centro de Prensa / Historias y Testimonios

Día Mundial de los Refugiados

“La presión hacia las personas más vulnerables para que emigren de situaciones extremadamente difíciles y de conflictos está empeorando"

Nairobi, Kenia.- “Mientras el mundo observa el Día Mundial de los Refugiados, los desplazamientos forzados por causa del cierre del campo de refugiados más grande del mundo, el creciente impacto de El niño y la crisis en Siria, son más propensos a intensificarse, con un importante impacto perjudicial para los niños y las niñas”, advierte World Vision, una de las agencias humanitarias líder a nivel mundial.

World Vision sostiene que el próximo cierre del campo Dadaab en Kenia, creará un futuro incierto para  327,000 somalís; de los cuales 192,000 son niños. En paralelo a esto, el impacto del fenómeno de El Niño, en una de sus peores temporadas registradas,  está afectando con sequías, hambrunas, escasez de alimentos a 60 millones de personas en el mundo – sin alcanzar su nivel máximo todavía -; además, el aumento de la violencia en Siria está obligando a miles más a abandonar sus casas.

Francois Batalingaya, Director de Operaciones Humanitarias de Word Vision, advirtió: “La presión hacia las personas más vulnerables para que emigren de situaciones extremadamente difíciles y de conflictos está empeorando.  Necesitamos con urgencia hacer más para ayudar a los refugiados - especialmente a los niños –, abordando con valentía las causas subyacentes que controlan los movimientos en masa de las personas. Ninguno de nosotros quiere ver a personas - y particularmente a los niños - obligados a hacer viajes extremadamente peligrosos para escapar del conflicto, el caos y de las condiciones climáticas.

World Vision exige la implementación inmediata de los recientes acuerdos de la Cumbre Humanitaria Internacional por parte de los gobiernos y los involucrados en la ayuda humanitaria. Esto incluye hacer más para:

•             Asegurar que ningún niño y niña pierda la oportunidad de recibir educación, garantizando el contar con escuelas para todos, y financiándolas.

•             Encontrar soluciones políticas de manera proactiva para prevenir y acabar con los conflictos; para los cuales se destina en la actualidad el 80% de la ayuda humanitaria a nivel internacional.

•             Permitir a los refugiados trabajar en las comunidades de acogida y proporcionarles apoyo para emprendimientos, para que así puedan cuidar de ellos mismos y de sus familias.

•             Ayudar a los países, que son propensos a estar involucrados en conflictos, caos y crises con programas de desarrollo a largo plazo y financiar aquellas acciones que brinde un cambio perdurable a nivel local.

El cierre del campo Dadaab en Noviembre– donde World Vision  proporciona en la actualidad asistencia alimentaria- ejemplifica los desafíos que los refugiados alrededor del mundo enfrentan. El campo tiene 24 años de actividad y es el lugar de nacimiento de decenas de miles de refugiados quienes no pueden irse -a menos que gocen de un permiso especial -, ni tienen permiso para trabajar; además que poseen poco o nada para regresar a Somalia, un lugar inseguro y que ha sufrido también las consecuencias de El Niño. La educación a nivel secundaria es escasa y la educación primaria carece de profesores calificados y de recursos.  

A pesar de que las Naciones Unidas y las Organizaciones no Gubernamentales (ONG), ayudarán a los refugiados a regresar a Somalia, personal de Word Vision ha escuchado que algunos están pensando ir a otros países en lugar de regresar a Somalia .

Margaret Schuler, Directora Regional de World Vision África del Este, dijo: “El gobierno de Kenia, así como los gobiernos de Oriente Próximo, respondiendo a la crisis de refugiados en Siria, ha luchado para satisfacer las necesidades de cientos de miles de personas necesitadas. Es tiempo que el mundo acepte que el problema de los refugiados no desaparecerá. Debemos hacer más para dirigirnos a la raíz de las causas que controlan el desplazamiento y asegurar que los refugiados no sean marginados o improductivos por años. Los niños y niñas deben recibir educación y los adultos, oportunidades de trabajo para recobrar la dignidad y reducir la dependencia a la asistencia humanitaria, que es costosa e insostenible.”


Comentarios en facebook ()