Inicio / Centro de Prensa / Historias y Testimonios

En Calca, los niños ahora leen por diversión y no por obligación

En Calca, los niños ahora leen por diversión y no por obligación

Aquí puedes donar a nuestros proyectos a través del Catálogo de Regalos.

Lee aquí lo que escribió El Comercio sobre este proyecto

Aquí descarga la publicación "Desarrollando el hábito lector"

En 13 colegios del distrito de Calca en Cusco, ahora leer es divertido.  Los niños y niñas han experimentado un cambio: disfrutan la lectura y  se acercan al libro por placer y no por obligación. Los profesores también están cambiando: animan a los niños a leer, con estrategias más lúdicas, participativas  y menos expositivas.
 
En las zonas altoandinas, los padres -que en su  mayoría no saben leer ni escribir-, han aprendido la importancia de compartir de manera oral cuentos y leyendas populares. En las zonas urbanas, las APAFAS separan un presupuesto especial para la compra de libros.  En casa, los niños y niñas tienen un lugar especial donde hacer sus tareas y leer.

En el 2008, el Gobierno peruano declaró la emergencia educativa por alarmantes resultados de la prueba PISA y censal en comprensión lectora.  Las cifras de la región indicaban que solo el 10.7%  de niños en Cusco llegaban a un  nivel 2 (niños que comprendían lo que leían). Es en este contexto que World Vision Perú, organización enfocada en la protección y el desarrollo del potencial de la niñez, presentó un proyecto a la UGEL de Calca para apoyar los esfuerzos del Estado en esta materia.

Para ello, se trabajó en tres ejes: con los docentes en estrategias de animación a la lectura; con los padres de familia, para que participen y animen a sus hijos a leer; y con la implementación de ludobibliotecas en las instituciones educativas con material lúdico y textos variados, más cercanos a la realidad cultural de la niñez.

“Nos interesa que los niños y niñas logren el hábito lector, si despertamos el interés en ellos y ellas a la lectura, entonces los niños van a tener mejor acercamiento a los libros y más posibilidades de lograr capacidades cognitivas y personales para comprender lo que leen. Desde World Vision buscamos que los niños se acerquen a los libros de manera divertida, por placer, y no por obligación”, enfatizó Daniel Yépez,  Asesor Nacional en Niñez y Educación de World Vision Perú.

Los docentes

“Una ludobiblioteca es un espacio de aprendizaje que está implementado por textos de lectura, juegos y otros materiales didácticos que permite a los niños aprender jugando”, explica Ciro Manga (43), profesor del IE Banderayoc.  Él es un ejemplo del cambio que han tenido los profesores de Calca, con las capacitaciones en animación a la lectura y pasantías que realizó World Vision Perú en coordinación con la UGEL.

“Antes la metodología era expositiva, los niños sentados, escuchando lo que el maestro decía.  El niño se cansaba rápido, el aprendizaje era lento. Ahora el maestro programa  y usa los recursos de la ludobiblioteca en las distintas áreas, se lleva los materiales al aula, y los niños disfrutan de los libros.  El cambio ha sido grande. Ahora los niños son más abiertos, hablan, comentan, te hacen bromas, hay más comunicación entre ellos y en sus casas” comenta Ciro.

Similar opinión tiene el Director del IE Chaipa,  Mamerto Chayco Centeno: “El Estado nos da libros, pero son de un solo tipo. Es como si nos diera de comer lo mismo todos los días, nos aburrimos.  En la ludobiblioteca  los niños tienen diferentes tipos de textos  y se divierten. Antes, los libros eran de otra realidad, de la ciudad, los niños no se interesaban. Hoy los textos son de su realidad, los pueden llevar a su casa porque se los prestamos”.

El colegio que dirige Mamerto Chayco, IE 501391 Chaipa, funciona hace 9 años en la comunidad Accha Alta, en el sector Chaipa. Actualmente tiene 30 alumnos entre primero y cuarto  de primaria, con un esquema multigrado (dos salones, uno para primero y segundo, y otro para tercero y cuarto). Está ubicado en una pequeña colina, y para llegar hay que bajar una quebrada y cruzar un riachuelo, lo que hacen muchos de los niños con sus pequeñas ojotas. Cuando llegó World Vision a la zona, encontró solo una choza de paja, sin mobiliario y menos equipos, que funcionaba como un Programa no Escolarizado de Educación Inicial (PRONOEI). Luego de tres meses, ya estaba operando un aula de Educación Inicial.

En total 65 profesores de Calca han recibido capacitaciones en Estrategias de Animación a la Lectura y compartido sus mejores experiencias en pasantías entre colegios de zonas urbanas, rurales y altoandinas.

El compromiso de los padres

En la zona altoandina de Chaipa conversamos con Andrés Layme Condori (38), padre de cuatro niños Ubaldina (14), Pablo (11), Mariluz (9) y Ana Victoria (7).  “Yo siempre me he preocupado por la educación de mis hijos. Cuando he crecido me ha dolido el corazón por no saber leer. Yo estudie hasta cuarto de primaria, sé leer poco. Cuando no había escuela, los niños eran tímidos, no hablaban, se quedaban callados” nos cuenta.

En la comunidad rural de Banderayoc,  Agustina Inquillay Diaz, madre de siete niños a sus 34 años, reconoce la importancia de las ludobibliotecas para promover la lectura en los niños y  cuenta con brillo en los ojos cómo su hijo Juan Luis de 11 años, quien estudió primaria en su comunidad y hoy cursa primero de secundaria en la ciudad, es un niño líder y muy apreciado por los docentes “ Juan Luis es un niño líder, ingresó en primer lugar al colegio (secundaria), incluso cuando pastea ganado lleva su libros. Compramos una carpeta  de segundo uso, del colegio, y lo comparte con sus hermanos”, comenta.

 Cerca de 250 padres de familia participaron activamente del proyecto, reconociendo la importancia de la animación a lectura en sus hijos, compartiendo cuentos y tradiciones populares y procurando que sus niños tengan un lugar especial en sus casas para estudiar y leer.

Las ludobilbiotecas

“Desde que hay ludobiblioteca las clases son más divertidas, porque hay juegos, hay más cuentos, hay instrumentos musicales”. Mery Angélica  (11 años – IE Banderayoc)

Si recorremos las 13 IE de Calca que participaron en el Proyecto de World Vision Perú veremos que todas tienen una ludobiblioteca equipada con cuentos cercanos a la realidad de los niños y niñas (entre los cuentos preferidos son El Cuy Valiente y Chimoc el Perro Calato), instrumentos musicales, juegos de mesa como el ajedrez, títeres, todos ubicados de una manera en que los niños tienen libre acceso a los materiales.

Existe un horario definido en que los niños pueden acceder a la ludobiblioteca, y en algunos colegios, como el IE San Román, permanece abierto durante el recreo para que los niños y niñas puedan ingresar y tomar los cuentos y los juguetes. “Los niños están más atentos para venir a la ludobiblioteca que para ir al quiosco del colegio durante el recreo” nos cuenta la profesora Eunice Nélida Morales Pilco (53), quien forma parte del equipo del IE encargado de la animación a la lectura, administración de la ludobiblioteca y escuela para padres.

En total, 13 IE participaron en el Proyecto y recibieron materiales para la implementación de una ludobiblioteca:
De Zona Altoandina: IE Chaipa, IE Ttio Grande, IE Trio Grande 2B.
De Zona Rural: IE Banderayoc, IE Yanahuaylla, IE Piste, IE Sillacancha, IE Urco, IE Unuraqui, IE Arin.
De Zona Urbana: IE El Carmen, IE Máximo San Román, IE Nuestra Señora de Fátima.

Más que comprender a leer, amar la lectura

Marisol Maldonado, facilitadora de World Vision Perú en Calca, nos explica que en los cuatros años que duró el proyecto (del 2009 al 2012) se ha llegado a más de 1600 niños y niñas que hoy se acercan al libro no por obligación, si no por placer. Al inicio del proyecto solo un 28.2% de niños y niñas de primero a sexto grado de primaria  del Distrito de Calca comprendía lo que leía. Hoy esa cifra alcanza el 71.4%. Es una experiencia exitosa reconocida por el Ministerio de Educación, y uno de sus pilares de éxito fue el trabajo en conjunto y comprometido desde el inicio y hasta el final del proyecto con la Unidad de Gestión Educativa Local de Calca y el compromiso de los docentes de las 13 instituciones educativas. 

Foto: Diario El Comercio


Comentarios en facebook ()