Inicio / Centro de Prensa / Noticias

Niños afectados de Santa Eulalia tienen un Espacio Amigable para jugar y recuperarse

El Espacio Amigable implementado por World Vision Perú tiene 3 áreas especiales para los niños: para jugar, para crear y dibujar, y para cantar y tocar música.

Desde que abrió sus puertas el Espacio Amigable para la niñez implementado por World Vision Perú en Pomaticla, una de las zonas más afectadas por los deslizamientos  en Santa Eulalia, recibe un promedio de 35 niños al día.

Después de dos semanas de los deslizamientos de lodo y piedra, las carreteras están desbloqueadas, sin embargo todavía se ve grandes piedras al lado de los caminos, y a las familias recibiendo ayuda de iniciativas públicas y privadas, que llegan a la zona con agua, ropa y alimentos. Según datos de la  Municipalidad de Santa Eulalia, en la zona hay 90 familias damnificadas, que han perdido sus casas, poniendo en riesgo la seguridad e integridad de 150 niños y niñas que habitan en este sector.

El Espacio Amigable implementado por World Vision Perú tiene 3  áreas especiales para los niños: para jugar, para crear y dibujar, y para cantar y tocar música; mientras sus padres reciben asesoría y acompañamiento sobre cómo proteger a sus niños en este momento de vulnerabilidad.

Santa Eulalia es una zona en la que World Vision no tiene intervención, sin embargo la organización decidió ingresar con el fin de proteger a los niños, ya que han pasado por un situación de crisis, han perdido sus viviendas y también sus espacios para jugar y estudiar. El colegio de la zona, Simón Bolivar, re abrirá sus puertas la próxima semana.

“Contamos con el apoyo de Voluntarios de Iglesias, que nos acompañan en las actividades con los niños, y que han sido previamente capacitados en la atención y prevención de desastres. También, estamos trabajando con Universidades para dar el soporte emocional que necesitan los niños y adultos. Cada vez que el cielo se nubla, la población tiene miedo que empiece a llover y caigan nuevamente los deslizamientos”, comenta Rosario Contreras, Coordinadora Nacional de Asuntos Humanitarios y de Emergencia de la organización, quien se encuentra en constante comunicación con INDECI (Instituto Nacional de Defensa Civil), la Red de Ayuda Humanitaria y el Ministerio de Educación.

El primer día de atención del Espacio Amigable, un voluntario disfrazado de payaso caminó por las calles llenas de polvo y maquinarias, llamando la atención y sonrisas de niños y padres, que se encontraban haciendo cola para recibir alimentos. Ahora, los niños y padres también tienen un espacio para jugar y recuperarse emocionalmente. 

World Vision Perú planea mantener este Espacio en los próximos tres meses con el generoso apoyo de jóvenes de diferentes iglesias, como Emmanuel y los voluntarios de Fe en Acción.  


Comentarios en facebook ()