Inicio / Centro de Prensa / Noticias

Niños y mujeres son los más vulnerables ante el virus zika

Comunicado de la Oficina Regional de World Vision para América Latina y el Caribe

Ciudad de Panamá, 1 de febrero, 2016.- La propagación inesperada del virus zika está causando gran preocupación en toda América Latina y, especialmente, en países como Colombia y Brasil, donde se han registrado miles de casos, incluyendo mujeres embarazadas. 

En Brasil, World Vision ha iniciado esfuerzos de prevención en comunidades para reducir la propagación del virus, y está coordinando acciones junto con el gobierno para ayudar a donde más se necesita. Estamos trabajando en estrecha colaboración con los ministerios de salud y la comunidad internacional en cada país para combinar acciones de respuesta. 

Nuestra experiencia global de la lucha contra el ébola en África Occidental, ha demostrado lo importante que es trabajar con líderes locales, incluso en las iglesias, para difundir mensajes de prevención precisos y disipar cualquier información errónea, rumores o alarmismo, que puede dañar los esfuerzos para disminuir la propagación y aumentar el miedo. 

Es imperativo que los gobiernos y la comunidad internacional comprometan urgentemente los fondos necesarios para aumentar los servicios de salud, a menudo limitados, especialmente en las comunidades más vulnerables, de tal manera que la población conozca la información y así prevenga y disminuya el riesgo de transmisión de la enfermedad por la picadura de un mosquito del género aedes. 

Es importante que las comunidades realicen acciones que reduzcan el potencial de los mosquitos para reproducirse. Así mismo, la población debe tener acceso a mosquiteros, repelentes y servicios de salud que ayuden a las madres embarazadas y a los niños que han nacido con microcefalia. Aunque los especialistas están tratando de establecer el vínculo entre la microcefalia y el virus Zika, la población más propensa a ser afectada por la enfermedad son las madres que viven en condiciones de pobreza, quienes tendrán que proporcionar atención de por vida a los niños que presenten deficiencias mentales y físicas. 

La Organización Mundial de la Salud ha declarado esta situación como una emergencia mundial, por lo que nos unimos al llamado para que la comunidad internacional responda efectivamente. Es necesario invertir fondos y movilizar a la población civil e instituciones locales, nacionales y globales para hacer frente ante esta emergencia de salud. 


Comentarios en facebook ()