Inicio / Centro de Prensa / Noticias

Ayuno Solidario por una niñez tiernamente protegida

Jóvenes y adolescentes podrán sensibilizarse, orar y movilizarse por la niñez más vulnerable.

Lima, febrero de 2016. Por cuarto año consecutivo en el país, World Vision Perú invita a los jóvenes, adolescentes y a la sociedad en general a sumarse al Ayuno Solidario, para orar, ayunar y alzar su voz por la protección de los niños y niñas más vulnerables en Perú y América Latina.

En Perú, el Ayuno Solidario, busca que los adolescentes y jóvenes se sensibilicen, y se movilicen en torno a las causas que generan violencia contra la niñez-en la familia y en las escuelas- a través de la firma del Pacto de Ternura contra la Violencia Infantil y acciones de incidencia locales para un mejor funcionamiento de las DEMUNAS (Defensorías Municipales del Niño, Niña y Adolescente).

Esta iniciativa se realiza como parte de la campaña Región Libre de Violencia Contra la Niñez, donde diferentes grupos juveniles se vienen movilizando desde el miércoles 10 de febrero hasta el domingo 20 de marzo, en jornadas donde ayunarán y orarán para erradicar las distintas formas de violencia que afectan a los niños y niñas de Perú y Latinoamérica.

Súmate al Ayuno Solidario y protejamos tiernamente a la niñez:

  • Infórmate: Sobre la situación de violencia que enfrenta la niñez y cómo vienen funcionando las DEMUNAS (ver cartilla) y en las redes sociales de World Vision Perú.
  • Ora y Ayuna: Informado por la protección de la niñez.
     
  • Movilizate: Junto a tus amigos, firma y promueve el Pacto de Ternura.
     
  • Alza tu voz: Incidiendo para apoyar a las DEMUNAS.

Según el estudio “Cadena Perpetua a la Violencia: Investigación Acción Participativa en Protección a la Niñez” de World Vision Perú, las niñas y los niños reconocen la violencia como una violación de sus derechos; identifican las diferentes formas de violencia: violencia física, psicológica, abuso sexual y abandono; los distintos escenarios en que ésta ocurre: familia, escuela, trabajo (para la niñez trabajadora), comunidad e instituciones públicas; e identifican a los principales agresores: padres, madres, familiares, tutores, cuidadores, maestros, etc. Las niñas y los niños señalan que el principal espacio donde ocurren los actos de violencia es su propio hogar.

Convocamos a la sociedad en general, y especialmente a los jóvenes que puedan involucrarse a esta causa, para soñar con un mundo donde haya niños tiernamente protegidos e inspirar a otros a que sean parte de esta visión cristiana para nuestra sociedad.

Más  información de cómo unirse e involucrarse en esta campaña AQUÍ.


Comentarios en facebook ()