Inicio / Centro de Prensa / Noticias

Jóvenes Voluntarios regalan alegría y esperanza a niños con habilidades diferentes de Manchay

Los jóvenes realizaron diferentes actividades para recaudar fondos y llevar regalos a más de 60 niños.

Jóvenes voluntarios  del ministerio de Yanapay de la iglesia Alianza Cristiana y Misionera de Monterrico, entregaron alegría y esperanza a un grupo de 60 niños y niñas con habilidades diferentes en Manchay, en una actividad promovida en conjunto con World Vision Perú y que se desarrolló días antes de Navidad, el sábado 19 de diciembre. 

Gracias a la solidaridad de más de 100 personas que colaboraron con 12 entusiastas voluntarios, más de 60 niños con habilidades diferentes recibieron materiales para su tratamiento de rehabilitación. Estos regalos especializados incluyó la entrega de sillas neurológicas, andadores, túneles gusano, pelotas bobath,colchonetas, juegos de aros y conos para terapia, zapatos ortopédicos, libros de aprendizaje lúdicos y diversos juegos didácticos. 

Los jóvenes voluntarios Yanapay ofrecieron a los niños una tarde de canciones, bailes, juegos y sorpresas para todos, la cual llevó alegría tanto a los niños, como a sus familias, así como a los voluntarios que no cabían de gozo y satisfacción. 

"El momento de la entrega de los presentes fue muy emotivo, ya que fue posible ver a los pequeños dar sus primeros pasos con sus andadores, ver a los niños con Síndrome de Down abrir sus regalos con rapidez y curiosidad,  y ver a los padres llorar de alegría al saber que sus hijos dispondrán de recursos especializados para mejorar sus oportunidades" comentó Fiorella Guerrero, representante de World Vision y también integrante de Yanapay. 

Los jóvenes realizaron diferentes actividades para recaudar fondos y llevar estos especiales regalos a Manchay:   se convirtieron en ‘cazapadrinos’, buscando personas que deseen apadrinar a uno o mas niños, costeando los gastos de sus regalos. Asimismo, elaboraron materiales de promoción como afiches y un video que fue difundido en la iglesia y recurrieron a todos sus contactos a fin de llegar a la meta.

¡Gracias a los corazones solidarios de Yanapay!

¡Gracias a todas las personas que regalaron alegría y esperanza a los niños con habilidades diferentes de Manchay! 


Comentarios en facebook ()