Inicio / Centro de Prensa / Publicaciones

Percepciones públicas de la violencia contra las niñas y los niños en el Perú y Latinoamérica

World Vision presenta estudio realizado por IPSOS este año en el Perú y otros 12 países de la región

En toda Latinoamérica y el Caribe, somos testigos de los niveles alarmantes de la violencia contra los niños. Como organización de desarrollo internacional enfocada en la niñez, también hemos escuchado a los niños, niñas y adolescentes de la región decirnos directamente que la violencia es la preocupación más agobiante de sus vidas y de su generación.

Por ello, sentimos la urgencia de actuar a una escala más grande que antes para asegurar que los niños puedan sentirse seguros y puedan desarrollarse en sus hogares, escuelas y comunidades. Lograr esta meta requerirá más de todos nosotros. Se necesita que personas e instituciones de todos los sectores de la sociedad se unan para transformar las normas y prácticas sociales que devalúan a la niñez y su desarrollo.

Podemos ver la necesidad de responder a las causas raíces, la inequidad, la exclusión social y la injusticia; para apoyar a los padres y cuidadores a crear hogares saludables y no violentos actuando como los primeros protectores de los niños; y para erradicar prejuicios y estereotipos que estigmatizan y perpetúan la violencia.

La nueva campaña de World Vision, Necesitamos a todo el mundo para eliminar la violencia contra la niñez, es un trabajo en colaboración sin precedentes para cumplir estas metas. En las siguientes páginas, presentaremos las percepciones de los latinoamericanos y peruanos sobre el estado de la violencia contra la niñez y sus costos para sus vidas y sociedad en conjunto.

Somos conscientes que un cambio hacia una cultura de paz, una que proteja a nuestros niños, empieza por entender nuestros valores, creencias y conductas. No nos cansaremos hasta que cada adulto e institución se haga responsable de la protección y cuidado de los niños. Le invitamos a usar su influencia y unirse a nuestros esfuerzos de modo que todos los niños a lo largo de Latinoamérica y el Caribe puedan vivir libres de temor.