Inicio / Centro de Prensa / Historias y Testimonios

Sembrando esperanza entre las ruinas

Daños causados por el Huracán Matthew. Foto: Guy Vital-Herne/World Vision

Cosechas y sustento diezmado

La verdadera devastación que el Huracán Matthew causó en Haití sólo surgiría con el tiempo y cuando las inundaciones bajaran. Está claro que la destrucción es mucho más que viviendas, carreteras e infraestructura dañada. Según las autoridades locales más de 500 personas han perecido, 2,1 millones de personas han sido afectados y 1,4 millones de los más vulnerables necesitan asistencia humanitaria inmediata, de los cuales el 40 por ciento son niños y niñas. 

Se estima que 806 mil personas tienen inseguridad alimentaria y necesitan urgentemente ayuda alimentaria. En las zonas más afectadas, por lo menos el 90 por ciento de los cultivos han sido destruidos, según la Organización de Agricultura y Alimentos de las Naciones Unidas. Para las familias y las comunidades que en gran parte dependen de la agricultura para su alimentación y sus ingresos, un futuro sin hambre está en riesgo. 

John Hasse, Director Nacional de World Vision Haití resume esta situación: "En muchas de las nuevas zonas donde llegamos, todas las fuentes de alimento se han ido y la gente no tiene mucho almacenado".

 

 

Un agricultor muestra cómo quedaron sus tierras al personal de World Vision Haití. Foto: Guy Vital-Herne/World Vision

Alimentos hoy, agricultura mañana

World Vision cree que un Haití sin hambre es posible y urgentemente estamos trabajando con los agricultores, pescadores y familias para hacer esto una realidad. Inmediatamente después del huracán, World Vision ofreció comidas calientes, despensas, vales y, donde sea factible, apoyo con dinero en efectivo. Además, nuestro trabajo se ampliará en Kore Lavi, un programa de seguridad alimentaria implementado por CARE, PMA, Action Contre la Faim junto a World Vision, con financiamiento de USAID y el gobierno haitiano.  

"Trabajamos en la alimentación para evitar que personas padezcan hambre ahora mismo. Entonces, mientras los mercados reabren, vamos a proporcionar dinero en efectivo para comprar los alimentos que se necesitan. De cara a las próximas semanas, estaremos ayudando a las personas a restaurar su capacidad agricultora a través de semillas y otras formas de asistencia", explicó Hasse.

Compartir comidas significativas

En la isla de La Gonave, World Vision ha establecido comedores comunitarios para ofrecer comidas a aproximadamente 4,375 personas. Se espera que aquí se sirvan dos comidas por persona cada día, para que tengan la energía necesaria de continuar los esfuerzos de recuperación. Después de un desastre natural, este tipo de ayuda alimentaria es más necesaria, para la gente es vital alimentarse por sí mismos y en situación así siempre escasean utensilios de cocina, leña y alimentos. World Vision está proporcionando 15,000 kits de cocina, 45,500 bidones y 1,5 millones de tabletas para purificar el agua. Estos utensilios, junto con otros materiales de socorro, facilitarán que cocinar en casa sea más factible. En ese sentido, la comida, los vales o el dinero en efectivo serán distribuidos a los niños y familias más vulnerables que enfrenten inseguridad alimentaria. 

World Vision y sus socios proporcionarán además cestas de alimentos de emergencia a 21,000 beneficiarios en Nippes y 3,360 en Saint Louis du Sud. Las canastas incluyen: 60 kilos de arroz, 15 kilos de frijoles, 5,25 kilos de aceite y 0,75 kilos de sal. 

Eliminando los escombros, impulsando la economía

Las carreteras, los mercados y barrios están cubiertos de escombros. Más allá de garantizar que las necesidades básicas de las personas se cumplan, retirar los escombros y reconstruir la infraestructura es fundamental para mejorar la capacidad de transportar suministros de emergencia y poner la economía local de pie.

 

Lugareños con machetes en mano, limpian sus campos. Foto: Guy Vital-Herne/World Vision

Para apoyar estos esfuerzos, World Vision y sus socios están planeando implementar programas de ‘efectivo por trabajo’, con el objetivo de apoyar a casi 5,000 productores en La Gonave. Efectivo por Trabajo proporciona dinero a miembros de la comunidad afectados, al ayudar en la remoción de los escombros. Los participantes entonces son capaces de comprar alimentos, medicinas y otros artículos domésticos esenciales, con el beneficio añadido de impulsar la economía local y a las empresas. De hecho, un estudio reciente de la Universidad de California Davis sobre un proyecto de transferencia de efectivo en Ruanda, implementando por World Vision y el Programa Mundial de Alimentos, concluyó que la economía local impulsó el acceso a $55 (USD) por refugiado. 

World Vision planea proporcionar dinero en efectivo y vales a 75,000 beneficiarios, suponiendo que los mercados comienzan a funcionar y hay financiación disponible. Al 19 de octubre, la petición de financiamiento de $119,8 millones (USD) de la ONU, sólo había alcanzado el 23 por ciento, resultando en una brecha de inversión humanitaria de $ 91,7 millones. 

Para las muchas familias que han perdido su principal fuente de subsistencia, la falta de dinero o acceso al crédito está teniendo un efecto paralizante en su presupuesto familiar. María, una madre soltera de tres niños que vive en Boudain, explicó el impacto: "Perdí los sacos de sal que vendo. Ese es mi medio de vida y también vendo pescado. Ahora, no tengo dinero y sé que los pescadores no me dan tanto crédito como necesito, cuando he comprado con dinero en efectivo podría vender más. Me preocupa mi economía y la de mis hijos. Quiero que mis hijos regresen a la escuela". 

Para las madres como María, las transferencias de dinero pueden ayudar a garantizar la seguridad alimentaria para hoy y para mañana.

 

María y sus hijos. Foto: Claudia Martínez/World Vision 

Sembrando semillas de esperanza

"La alimentación y vivienda serán un foco de interés en el mediano y largo plazo. La idea es cómo podemos ayudar a las personas a recuperar sus medios básicos de vida y ser capaces de realizarlo en un corto periodo de tiempo", comentó Hasse. 

Plantaciones de bananos destruídas por el paso del Huracán Matthew. Foto: Guy Vital-Herne/World Vision

Al acercarse la temporada de siembra invernal en menos de un mes, la recuperación agrícola es fundamental. Desafortunadamente, las familias más vulnerables y afectadas tienen un acceso muy limitado a alimentos inmediatos, mucho menos a semillas y otros insumos agrícolas. World Vision y sus socios se preparan para implementar una intervención para recuperar la agricultura local, destinada a apoyar a 75,000 personas, brindando las herramientas y habilidades necesarias para un futuro sin hambre.

¡Haití te necesita! ¡Ayúdanos a llegar a más niños y familias en situación de Emergencia!

World Vision intensificará sus labores para completar 27 Espacios Amigables de la Niñez para proteger a los niños –mismos que permanecen en riesgo al ser separados de sus padres por el resquebrajamiento de sus estructuras de protección tras el desastre. Asimismo, proveerá cupones o subsidios de alimentación durante dos meses a 15.000 familias y distribuirá filtros para la purificación del agua a 10.000 hogares, con el fin de prevenir una epidemia de cólera.

  • - La ayuda de World Vision, en los primeros días de la emergencia, ya ha llevado alivio a 942 familias.
  • - La organización distribuirá cupones de comida para 15.000 familias.
  • - Los esfuerzos sanitarios procurarán la prevención de zika, dengue, malaria y cólera.

¡Quiero donar! (clic aquí)


Noticias relacionadas:

 World Visión apoyará a 50 mil familias tras el paso del Huracán Matthew

 

 

 


Comentarios en facebook ()