Inicio / Centro de Prensa / Noticias

Voluntariado: Testimonios de transformación y acción


El 5 de diciembre se celebra el Día Internacional del Voluntariado.  En esta fecha queremos felicitar y reconocer a los voluntarios, comunitarios y no comunitarios, jóvenes y adultos, que cada día se comprometen a dar su tiempo, talento y corazón por el bienestar de los niños y niñas que participan en nuestros programas en seis regiones del país.

Aquí compartimos el testimonio de algunos voluntarios de Lima que han puesto su  Fe en Acción, al servicio de los demás.

Alejandro Alfaro (28): Lo más valioso es poder dar y compartir de corazón sin recibir nada a cambio, aunque te das la grata sorpresa que recibes más de lo que te hubieras imaginado. Soy voluntario porque dejé de sentir lástima y compadecerme, comprendí que las batallas se ganan en oración… pero de qué sirve una oración si no haces nada para realizar lo que Dios te ha mandado, si una Fe no está puesta en acción, es una fe muerta. Soy voluntario porque aprendí y aprendo a usar los dones y talentos que el Señor me ha dado.

Diana Lifoncio (25): Lo más hermoso de esta labor es que lo poco que puedes hacer ya es grande ante los ojos de las personas que lo reciben, es ese amor que te da esperanza y ese amor desinteresado es el mejor pago que conservas el resto de tu vida.

Lia Salvá (25) : Soy voluntaria porque Dios me dio vida. Gracias Papá por la oportunidad de servirte. Queremos seguir haciendo tu voluntad y cumpliendo los sueños que tú has plantado en nuestros corazones.

Sara Portillo: Soy voluntaria porque aprendí a conocer y sentir el amor de ayudar al prójimo. Los niños son el futuro de nuestro país, y es a ellos a quien apoyamos y nos brindan su cariño… y lo más valioso es que Dios me guió por este camino.

Rubit Ramírez (22): Considero que cada actividad de Voluntariado que pasa me hace conocer mejor, me hace aprender más soy un ser más sensible, más consciente. Este tiempo he desarrollado habilidades y he contribuido mucho a que otras familias también lo hagan y esta es la experiencia más grande que yo puedo tener hasta el día de hoy.  Soy voluntaria porque Dios me dio vida a mí y porque me dio la oportunidad de estar aquí.  Entonces considero que yo debo retribuir con mi ayuda a otras personas.

Alejandro Rivas (29): Es importante que todos pongamos nuestro grano de arena, basta que cambie una vida para que ya sintamos que hacemos algo trascendente. Yo los animaría a ser voluntarios para experimentar eso el poder de ese cambio el poder transformador que cada uno tiene. 


Comentarios en facebook ()