Inicio / Centro de Prensa / Noticias

World Vision suspende operaciones en Darfur debido a la violencia


World Vision ha suspendido los programas de ayuda alimentaria, los servicios de salud, agua y saneamiento, y los espacios amigables para los niños  en todo el sur de Darfur. Este cierre afecta a más de 1 millón de personas desplazadas internamente. 
 
Ello, luego de la muerte de un segundo miembro del personal de World Vision, Sabil Mansour, a causa de las heridas sufridas el jueves por la explosión de una granada cuando comenzaron los enfrentamientos entre los grupos armados cerca de las instalaciones de World Vision en la región sudanesa de Darfur.
 
"Estamos orando por su familia, así como los seres queridos de Ali Ibrahim, que [también] murió el jueves", dijo Simon Nyabwengi, director de World Vision en Sudán.
 
Otro colaborador herido en los combates fue trasladado sábado a Jartum, la capital sudanesa, para su tratamiento. Los funcionarios internacionales también fueron evacuados a la capital.
 
"Los combates que hemos visto cerca de nuestra oficinas en los últimos días - lesiones y muertes de colegas - han sido una experiencia terrible", dijo Venant Tumwine, trabajador de WV. 
 
Venant, que estaba en la casa de huéspedes en el momento del ataque con granadas, lo describió como "traumático": el combate estalló entre los grupos armados en las afueras del recinto. Elogió a varios miembros del personal nacional de World Vision  que arriesgaron sus vidas durante los combates para tomar a los heridos a un hospital local y orientar a los miembros del personal internacional al campamento más seguro de las Naciones Unidas.
 
Un funcionario de Naciones Unidas dijo a Reuters que la ONU había cancelado un vuelo regular de Jartum a Nyala por razones de seguridad, y su personal tuvo que ser trasladado a un búnker.
 
Venant dijo que la situación era "desesperada" en el Hospital Universitario de Nyala, donde se evacuó inicialmente el personal herido. "En la actualidad se trata de un número abrumador de personas", dice Venant.
 
"Este es un trágico recordatorio de que trabajamos en lugares donde hay riesgo diario para los trabajadores de ayuda humanitaria", dijo Dave Toycen, presidente de World Vision Canadá. "Es una gran pérdida que habla al firme compromiso de los empleados de World Vision  que se esfuerzan por mejorar la vida de los niños, a pesar del peligro. Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias que lloran, y nuestros colegas lesionados".
 
Desde Perú, pedimos sus oraciones para que Dios proteja y cuide a los trabajadores humanitarios que sirven en los lugares más difíciles del mundo. 
 
Fuente: 
http://www.worldvision.org/news/world-vision-aid-workers-killed-darfur-sudan?open&campaign=105418219
 
Foto: Jon Warren

Comentarios en facebook ()